Consejos para limpiar tu portátil

Todos sabemos lo frágil que puede llegar a ser un ordenador portátil. Lo solemos utilizar en todas partes, en el salón mientras desayunamos, en la cafetería, el parque y en muchísimos lugares en los que lo dejamos expuesto al polvo y a los restos de nuestro ambiente, que se pegan al equipo como si se tratara de un atrapamoscas.

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los dueños de portátiles es de qué forma se debe limpiar una notebook, netbook o cualquier tipo de portátil, por el hecho de que, si bien a primera vista pueda parecer una tontería, estamos delante de un pequeño dispositivo electrónico con muchos circuitos internos y una pantalla delicada, así que si la limpieza no se hace con los productos y de la forma adecuada, puede llegar a estropearse.

Cómo limpiar tu portátil

Cómo limpiar tu portátil

Básicamente, al limpiar un ordenador portátil hallamos tres elementos diferentes. Por un lado tenemos la pantalla, que es un componente muy frágil al que no se le debe ejercer ningún tipo de presión, pero siempre la encontramos llena de polvo y huellas, lo cual resulta bastante molesto.

Otro elemento esencial que debemos mantener limpio en un portátil es el teclado. Si bien parece fuerte, este elemento recibe la mayor parte de los restos de comida, pelusas, polvo, algún líquido derramado y más, llegando con el tiempo a provocar el mal funcionamiento de muchas de las teclas o ingluso a dañar algún circuito interno.

Finalmente, y aunque no se trata de algo técnico, tenemos la carcasa. Por lo general es la que se lleva las marcas de huellas después de haber tocado sustancias grasas y otro tipo de cosas durante el día, por lo que, si queremos que nuestro portátil se mantenga casi como nuevo, debemos limpiarlo de forma adecuada.

Debes recordar que cada vez que vayas a limpiar cualquier parte del portátil, es recomendable que éste esté desconectado de la electricidad y preferiblemente con la bateria retirada.

Limpiar la pantalla

La fase de limpiar la pantalla es algo que deberás hacer con mucho cuidado, puesto que se trata de un elemento bastante frágil. Hoy en día puedes encontrar unas toallitas especiales para limpiar las pantallas en el mercado que son bastante eficaces para este propósito, aunque quizás no son especialmente económicas, por lo que, si prefieres ahorrar costos al limpiarla, lo mejor es lo siguiente;

Toma un trozo de papel higiénico y dóblalo en varias partes para formar un solo cuadrado más o menos grueso. En un plato hondo vas a echar medio dedo de agua y empaparás el trozo de papel por completo. Recuerda que sobre las pantallas no se debe aplicar agua directamente, por lo que vas a apretar muy bien el papel mojado con las palmas de las manos, apretando lo más que puedas para extraer toda el agua y que simplemente quede húmedo.

El siguiente paso es, con mucho cuidado y sin hacer presión, pasar el papel húmedo por la pantalla, con esto conseguirás un resultado idéntico al que obtienes con las toallitas especiales.

Limpieza del teclado

Limpiar el teclado de un portátil puede resultar bastante aburrido. Algo que debes tener en cuenta es que jamás debes hacer uso de objetos punzantes para sacar migas o pequeños objetos de entre las teclas, porque lo que puedes hacer es terminar dañando la línea de conducción de algún circuito interno.

Cómo limpiar tu portátil

Cómo limpiar tu portátil

Lo primero que debes hacer es emplear una mini aspiradora para extraer todas las migajas que estén entre las teclas. Para arrancar las migas que están más pegadas al interior del teclado, puedes utilizar una bomba de jebe, con la que, gracias a su punta delgada, te ayudarás a insuflar aire a presión en los rincones más difíciles de alcanzar.

Con un pincel de pelo suave puedes sacar el polvo que has extraído del interior del teclado, debes hacerlo con cuidado para que éste no se vuelva a introducir.

Limpiar la carcasa

Limpiar la parte externa de tu portátil es lo que va a determinar el mantenimiento estético que recibe el equipo. La mayor parte de las manchas se generan al tocar la carcasa con las manos sucias, por colocar el portátil en lugares con restos de comida, graca, etc. Debes saber que no es recomendable en absoluto que utilices productos de limpieza agresivos o corrosivos, ya que estarás corriendo el riesgo de que estos productos se coman el color de la carcasa o creen manchas que luego no se puedan quitar.

Un método efectivo es usar un paño muy suave y humedecerlo con agua y una mínima parte de jabón líquido, asegurándote de que sólo está húmedo y no mojado. Frotarás la carcasa con esto haciendo círculos y con suavidad. Cuando hayas terminado, esperarás que seque bien y con otra tela más fina vas a pasarla por todas las partes que antes has frotado.

En ningún caso habrá que tocar la pantalla de nuevo, si lo haces, volverás a dejar manchas en ella, lo que puedes hacer si lo deseas, es dejar la pantalla para el final, así quedará inmaculada y sentirás que tu portátil está recién sacada de su caja.

Author: wpadmin

Share This Post On